El ZMA es un suplemento mineral natural compuesto de zinc, magnesio y vitamina B6.

– El zinc es importante, porque nos ayuda a tener óptimos niveles de testosterona y que el sistema inmune se encuentre en óptimas condiciones. Ayuda a curar las heridas y mejora el funcionamiento de la tiroides y del sistema inmune.
– El magnesio ayuda a proteger el corazón, a tener los huesos fuertes, evita el catabolismo muscular y favorece la síntesis de proteínas. Este mineral ayuda a prevenir los calambres musculares y actúa muy bien tomándolo conjuntamente con el aminoácido taurina. Estos dos componentes ayudar a relajar los músculos y a conciliar el sueño en personas con estrés o insomnio.
– La vitamina B6 ayuda a la formación de glóbulos rojos en nuestro cuerpo, aportando así más oxígeno a nuestros músculos. Esta vitamina ayuda a producir anticuerpos, mejorando el sistema inmune. También regula el azúcar en sangre, siendo una vitamina importante para personas con diabetes.

¿Cómo se consume?: Se recomienda tomar el ZMA por la noche, una hora antes de dormir, preferiblemente con el estómago vacío y evitando mezclarlo con productos lácteos o que contengan calcio para que no interfiera en su absorción.

¿A quiénes se la recomendamos?: Atletas de todo tipo de deporte y nivel (desde principiantes hasta los de competición), personas físicamente activas.

¿Con que suplementos la puedo combinar?: Se puede combinar con cualquier suplemento.

¿Se debe descansar?: No.

¿Tiene alguna contraindicación o algún efecto secundario?: El ZMA es generalmente seguro cuando se toma en dosis recomendadas, pero tomar demasiada cantidad puede causar efectos secundarios.